IR DE LA MANO DE DIOS

Isaías 41, 13-20; Sal 144, 1 y 9. 10-11. 12-13ab; San Mateo 11,11-15 “Yo, el Señor, tu Dios, te agarro de la diestra y te digo: «No temas, yo mismo te auxilio»”. Ir de la mano de Dios es algo muy serio. Muchas veces nos hemos quedado mirando a esos niños que van...