LE PERDONO, PERO…

san Juan 1, 5-2, 2; Sal 102, 1-2. 3-4. 8-9. 13-14. 17-18a ; san Mateo 11, 25-30 ¡Qué cosas tiene la obediencia! Ayer le dije al Vicario parroquial si escribía el comentario,… ¡y lo hizo! Después de esa “sonrisa de anuncio” de ayer, me da algo de reparo ser más...