LA MORADA DE DIOS CON LOS HOMBRES

Ez 43, 1-7a; Sal 84; Mt 23, 1-12 “Hijo de Adán, éste es el sitio de mi trono, el sitio de las plantas de mis pies, donde voy a residir para siempre en medio de los hijos de Israel”. ¡Quién iba a decirle a Ezequiel, cuyos ojos se iluminaron ante aquella...