APRENDER A TEMBLAR

Fil 7-20; Sal 145; Lc 17, 20-25 “El reino de Dios no vendrá espectacularmente”… Y, apenas tres líneas más tarde: “Como el fulgor del relámpago brilla de un horizonte a otro, así será el Hijo del Hombre en su día”. ¿En qué quedamos? Porque...