Domingo de la 3ª semana de Tiempo Ordinario. – 25/01/2009

Escrito por Administrador el . Posteado en Hoy Domingo

Comentario Pastoral
ESTÁ CERCA EL REINO DE DIOS: CONVERTíOS

E1 comienzo del evangelio de hoy coincide con el inicio de la predicación de Jesús; sus primeras palabras son éstas: “Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios; convertíos y creed la Buena Noticia”. En esta breve frase se advierten dos situaciones: una situación objetiva, referente al tiempo, que manifiesta que el Reino está presente; y otra subjetiva, que depende del hombre y de su libertad: la necesidad de la conversión. Con la venida de Jesús la historia universal ha entrado en su fase definitiva de plenitud. Para entrar en la salvación el hombre debe cambiar su mentalidad, su actitud moral; debe convertirse y así unirse personalmente al misterio de Cristo.

No hay conversión de corazón sin adhesión en la fe. Si es preciso, hay que dejar las redes o al padre, como nos narra San Marcos la vocación de los primeros discípulos. Nunca el propio trabajo, ni lo que es base del sustento diario, ni la sociedad que nos rodea, ni la propia familia debe ser obstáculo para el evangelio. El Reino de Dios es una aventura misteriosa, que obliga a abandonar lo que se tiene y exige una respuesta incondicional. El tiempo es breve, el momento es apremiante; la llamada, urgente y decisiva.

Andrés Pardo


Para orar con la liturgia
“El que confiesa sus pecados actúa ya con Dios. Dios acusa tus pecados, si tú también te acusas, te unes a Dios. El hombre y el pecador, son por así decirlo, dos realidades: cuando oyes hablar del hombre, es Dios quién lo ha hecho; cuando oyes hablar del pecador, es el hombre mismo quien lo ha hecho. Destruye lo que tú has hecho para que Dios salve lo que él ha hecho … Cuando comienzas a detestar lo que has hecho, entonces tus obras buenas comienzan porque reconoces tus obras malas. El comienzo de las obras buenas es la confesión de las obras malas. Haces la verdad y viene a la luz” (San Agustín, ev. loa. 12,13).

La conversión es dudar de nuestro modo de ser y de vivir para entregarnos por la gracia divina al modo que nos propone el Evangelio.



Palabra de Dios:

Jonás 3, 1-5. 10

Sal 24, 4-5ab. 6-7bc. 8-9

san Pablo a los Corintios 7, 29-31

san Marcos 1, 14-20

Comprender la Palabra

Con este Domingo. Tercero del Tiempo Ordinario del Año Cristiano. comenzamos la lectura semicontínua del Evangelio según San Marcos. del que escuchamos preferentemente este Año (ciclo B). Estamos en el Capítulo r Domingos atrás escuchamos: la Presentación de San Juan Bautista. de su misión; el Bautismo de Jesús en el Jordán; escucharemos el Domingo ¡o de Cuaresma la breve referencia de la estancia de Jesús en el Desierto. La lectura semicontínua comienza con el Relato de la inauguración del Ministerio Mesiánico de Jesús.

Divide el Evangelista su Relato Evangélico en dos grandes Partes: la Primera Parte culmina con la Solemne Confesión de fe de Pedro: “TÚ eres el Mesías”; la Segunda Parte culmina con la no menos Solemne Confesión de fe del Centurión Romano. al pie de la Cruz. en el momento de expirar Jesús: “Realmente este hombre era Hijo de Dios “. Teniendo en cuenta (?) las dos grandes confesiones de fe. pone como título San Marcos a su Relato Evangélico estas palabras: COMIENZA EL EVANGELIO DE JESUS CRISTO (1ª Parte). HlJO DE DIOS (2ª Parte).

Divide el Evangelista cada una de las dos Par/es en tres Secciones. En las tres Secciones de la 1ª Parte observarnos el mismo esquema:

a) -Un resumen de la actividad mesiánica de Jesús. v.gr.. la primera parte de la Lectura del Evangelio de este Domingo;

b)- Sigue una referencia a los discípulos. v.gr .. la Vocación de los primeros discípulos. Pedro. Andrés. Santiago y Juan;

c)- Exposición de hechos. enseñanzas. como iremos viendo en domingos sucesivos;

d)- Impresión de aparente fracaso (hostilidad. incomprensión). como también iremos viendo en domingos sucesivos.

En la 1ª Lectura escuchamos un fragmento del pequeño Libro de Jonás. El párrafo elegido es el de la conminación: “Dentro de cuarenta días Nínive será destruida”. Guardan relación estas palabras con aquellas otras apremiantes de Jesús: “Se ha cumplido el plazo. Esta cerca el Reino de Dios (os ha dado alcance). Convertíos y creed la Buena Noticia”.



Salta a la vista -lo iremos viendo- el interés de San Marcos de presentarnos la figura atrayente de Jesús.


Avelino Cayón


sugerencias litúrgicas

El Sínodo en el Año Paulino


El Sínodo se ha celebrado en el año en el que la Iglesia conmemora los dos mil años de san Pablo. Por este motivo, en la misma homilía, el Papa confesó su deseo más profundo de que cada comunidad católica viva el anhelo del apóstol de las gentes de predicar el Evangelio. “Mucha gente está buscando, a veces hasta sin darse, cuenta, el encuentro con Cristo y su Evangelio; muchos sienten la necesidad de encontrar en Él el sentido de sus vidas. Dar un testimonio, claro y compartido, de una vida según la Palabra de Dios, garantizado por Jesús, se convierte, por tanto, en un indispensable criterio de verificación de la misión de la Iglesia” aseguró.



Benedicto XVI

Mensaje de los Padres Sinodales
25 octubre 2008

al ritmo de la semana


La conversión de San Pablo – 25 de Enero

La Conversión de San Pablo constituye una verdadera manifestación de Cristo: el Resucitado se le muestra a Saulo como el Mesías glorificado, que sigue viviendo en sus hermanos y forma un solo ser con ellos: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” “Yo soy Jesús Nazareno, a quien tú persigues”. Lo que sucedió en el camino de Damasco transformó completamente a este hombre observante de la ley judía como buen fariseo: “El antiguo perseguidor predicaba ahora la fe que antes intentaba destruir” (Gál 1,23).

Por otra parte la conversión de Pablo es asímismo una manifestación de las maravillas que puede realizar la gracia del Señor: “Sé de quien me he fiado … La gracia de Dios no se ha frustrado en mí, su gracia trabaja siempre conmigo “confesará él. Y también: “Doy gracias a Cristo Jesús, nuestro Señor, que me hizo capaz, se fió de mí y me confió este ministerio. Eso que yo antes era un blasfemo, un perseguidor y un insolente. Pero Dios tuvo compasión de mí. El Señor derrochó su gracia en mí, dándome la fe y el amor en Cristo Jesús … Dios se compadeció de mí: para que en mí, el primero, mostrara Cristo Jesús toda su paciencia, y pudiera ser modelo de todos los que creen en él y tendrán vida eterna”. Él mismo se considera el último de los apóstoles: “Yo soy el menor de los apóstoles y no soy digno de llamarme apóstol, porque he perseguido a la Iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia no se ha frustrado en mí. Antes bien, he trabajado más que todos ellos. Aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios conmigo”.

“Tú, para revelar al apóstol Pablo las maravillas de tu gracia, lo elegiste con amorosa providencia desde el vientre materno para que anunciase a los gentiles la redención de tu Hijo. Opositor y perseguidor primero, se mostró luego apóstol tan intrépido y fiel que Jesucristo pudo manifestar en él la culminación de su pasión en favor de los creyentes. Pablo, infatigable mensajero de salvación, ahora desde el cielo nos exhorta e impulsa a proclamar, oh Padre, tu misericordia” (Prefacio Misal Ambrosiano).



J. L. O.

Para la Semana

Lunes 3:
Santos Timoteo y Tito, discípulos de san Pablo, obispos de Efeso y Creta, respectivamente.



l Timoteo 1,1-8. Refrescando la memoria de la fe.

Tito 1,1-5. Tito, verdadero hijo mío, en la fe que compartimos.

Marcos 3,22-30. Satanás está perdido.



Martes 3:
Santa Angela de Mérici (1470- 1540), virgen, fundadora de las Ursulinas, dedicadas a la educación de las niñas pobres.

Hebreos 10,1-10. Aquí estoy, ¡oh Dios!, para hacer tu voluntad.

Marcos 3,31-35. El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

Miércoles 3:
Santo Tomás de Aquino (1229-1369), dominico, sabio y teólogo insigne como profesor y escritor, sobre todo por su “Summa theológica” .

Hebreos 10,11-18. Ha perfeccionado para siempre a los que van siendo consagrados.


Marcos 4,1-20. Salió el sembrador a sembrar.


Jueves 3:


Hebreos 10,19-25. Llenos de fe, mantengámonos firmes en la esperanza que profesamos: fijémonos los unos en los otros, para estimularnos a la caridad.

Marcos 4,21-25. El candil se trae para ponerlo en el candelero. La medida que uséis la usarán con vosotros.



Viernes 3:


Hebreos 10,32-39. Soportásteis múltiples combates. No renunciéis, pues, a vuestra valentía.

Marcos 4,26-34. Echa simiente, y la semilla va creciendo sin que él sepa cómo.

Sábado 3:
San Juan Bosco (1815-1888), educador de jóvenes, fundador de las congregaciones salesianas.



Hebreos 11,1-2.8-19. Esperaba la ciudad cuyo arquitecto y constructor iba a ser Dios.

Marcos 4,35-41. ¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!.




Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.