Domingo de la 14ª semana de Tiempo Ordinario. – 04/07/2010

Escrito por webmaster el . Posteado en Hoy Domingo

Comentario Pastoral
PREGONEROS DE LA PAZ

Los textos de este domingo están en la clave del camino de Jesús hacia Jerusalén para cumplir su misión mesiánica. El camino de Jesús es el camino de los cristianos. Por eso él, que era el Enviado de Dios, envía a setenta y dos discípulos. Este número tiene su importancia, pues debe ser interpretado como explícita significación de universalidad. Según el modo de pensar de los antiguos setenta y dos eran los pueblos que habitaban la tierra.

El envío de Jesús es universal, el anuncio de su Reino es para todos, su salvación alcanza a la humanidad entera. Todo cristiano es enviado al mundo para predicar el Evangelio no solo con palabras, sino con los gestos y las actitudes que dan credibilidad: la pobreza, el desinterés, la renuncia, que más que virtudes son signos de la disponibilidad hacia el don de la salvación que Dios ofrece a todos y que debemos traspasar a los demás.

Lo primero que hay que comunicar es la paz. En un mundo crispado, en una sociedad agresiva, en ni) ambiente violento la oferta de paz es siempre válida y actual. El hombre pacífico es el más valiente, porque crea una convivencia más estable y transforma el interior violento de las personas. La principal tentación del cristiano es abandonar su misión pacificadora, ya que no ve frutos inmediatos ni resultados notorios en la sociedad que tiene otra escala de valores y otra moral. No hay que cambiar de anuncio, ni de slogan, ni de casa. La constancia es la prueba de que se cree verdaderamente en el hombre, incluso en el que oprime, aplasta o mata. Necesariamente el testimonio cristiano es una pacificación total, en estar siempre abierto al diálogo, para liberar de fatigas y de opresiones violentas. La paz, como el Reino de Dios, siempre está cerca.

Andrés Pardo


Para orar con la liturgia
Dios de la paz, tú eres la paz misma,
pero el hombre violento no te comprende ni el corazón cruel te acepta:
haz que los que conviven como hermanos perseveren en el bien
y los que están enfrentados recuperen la paz con el olvido del odio.



Oración colecta por la paz


Palabra de Dios:

Isaías 66, 10-14c
Sal 65, 1-3a. 4-5. 16 y 20
an Pablo a los Gálatas 6, 14-18 san Lucas 10, 1-9

Comprender la Palabra

Sorprende gratamente el Evangelista San Lucas con el envío de setenta y dos discípulos a pueblos, aldeas, donde Jesús pensaba ir. Pocas líneas más arriba nos describe la Misión de los Doce, como lo hacen también Marcos y Mateo. Se trata de ambos casos del ensayo de la Misión de la Iglesia en medio del mundo a partir del Acontecimiento de la Pascua; Misión, que lleva años realizándose, cuando los Evangelistas escriben. La Misión de los Doce (Apóstoles) simboliza la Misión de la Iglesia, toda ella Apostólica (Enviada).

San Lucas da casi más relieve a la Misión de los Sesenta y dos Discípulos (Cifra numérica de oscuro simbolismo). Es de suponer que Jesús tenía discípulos. Pensemos en tantos jóvenes, a quienes Jesús atraía. No sabemos sus nombres, pero es notorio su entusiasmo, cuando vuelven contándole a Jesús el éxito de la Misión. Jesús se deja contagiar del entusiasmo y les dice: “Veía a Satanás caer como un rayo del cielo”.

Satanás será definitivamente vencido. Mientras tanto sigue haciendo estrago con las ideologías mentirosas, engañosas, que degradan, pervierten al Hombre en su dimensión social personal.

El de los Sesenta y dos discípulos no es el único caso. Llama la atención los colaboradores, con los que cuenta San Pablo en sus Viajes Apostólicos, según el Libro de los Hechos de los Apóstoles. Llama poderosamente la atención las listas de colaboradores – la mayoría de ellos jóvenes – al final de las Cartas de los Apóstoles, sobre todo en la Carta a los Romanos. Bien es cierto que siempre son insuficientes. Por tanto, la insistencia del Señor en la Plegaria: “… para que envíe obreros a su mies.”

La 1ª Lectura nos hace fijarnos en una palabra del Relato Evangélico que pudiera pasársenos desapercibidas: la palabra Paz no es mero saludo; es todo lo que en expresión metafórica anuncia el Profeta que le sobrevendrá a Jesusalén , la ciudad desolada, cuando concluya el exilio de los deportados en Babilonia; paz es abundancia, bienestar, felicidad; paz es lo que nos trae el Reino – Proyecto de Dios en su realización definitiva. Jesucristo es nuestra Paz.

Avelino Cayón


sugerencias litúrgicas

Otras partes que favorecen la participación activa de los fieles


Además de las aclamaciones y respuestas que son muy útiles para manifestar y favorecer la activa participación de los fieles, y que se encomienda a toda la asamblea convocada, son, sobre todo, el acto penitencial, la profesión de fe, la oración de los fieles y la Oración dominical


(Ordenación General del Misal Romano, 36)


al ritmo de la semana


PEREGRINAR A SANTIAGO

Este año la Festividad del Apóstol Santiago, Patrono de España, tiene la peculiaridad de caer en Domingo. Y por ello, se celebra el Año Santo Jacobeo. Si desde la Edad media no han dejado de celebrarse peregrinaciones a Compostela para mar ante la tumba del Apóstol Santiago, en la actualidad las peregrinaciones jacobeas están cobrando nuevo vigor, nueva fuerza y nuevo impulso.

Caminar es una experiencia primordial, que permite al hombre liberarse de un determinado lugar y alcanzar nuevas tierras y nuevas metas. La peregrinación a Santiago -andando en todo o, a lo mejor, en una parte del camino forma parte de esa experiencia. Porque el caminar ayuda a la reflexión, al encuentro consigo mismo y al encuentro con Dios en la contemplación de las bellezas naturales en los diversos y bellísimos paisajes de la ruta jacobea y en el interior del corazón humano. Si se peregrina en compañía es también encontrarse con los otros. Porque peregrinar es alejarse del desierto del pecado y avanzar, de etapa en etapa, hacia el encuentro con Dios. Vestirse de peregrino -capa santiagüeña, concha y bordónes revestirse de la caridad y de las demás virtudes. Y llegados a Santiago, abrazar al Apóstol es quererse identificar con su vida de servicio a Dios hasta entregar la vida por los hombres. Poner la mano en el hueco de la columna es adherirse a la fe de la Iglesia. Contemplar la catedral es descubrir la incomparable belleza del mundo espiritual y trascendente, de la gloria de Dios, Hacer una ofrenda es sacrificar los deseos mundanos de consumismo y manifestar el compromiso de ayudar a los más pobres y necesitados.

Peregrinar a Santiago y ganar el jubileo. A eso nos invita este año el Apóstol en su fiesta. Se viene haciendo desde los albores del siglo X desde todos los rincones de Europa. Continuar esta tradición es una manifestación más de las raíces cristianas de Europa. No dejemos que se sequen.



Rafael del Olmo Veros

Para la Semana

Lunes 5:
San Antonio María Zaccaría (1502-1536), fundador de la Congregación de San Pablo

Oseas 2,16.17b-18,21-22. Me casaré contigo en matrimonio perpetuo.

Mateo 9,18-26. Mi hija acaba de morir, pero ven tú y vivirá.

Martes 6:
Santa María Goretti (1890-1902), virgen y mártir, murió apuñalada por defender su castidad.

Oseas 8,4-7.11.13. Siembran vientos y cosechan tempestades.

Mateo 9,32-38. La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos.


Miércoles 7:

Oseas 10,1-17-8.12. Es tiempo de consultar al Señor

Mateo 10,1 Id a las ovejas descarriadas de Israel.

Jueves 8:

Oseas 11,1-4.8c-9. Se me revuelve el corazón.

Mateo 10,7-15. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis

Viernes 9:
San Agustín Zhao Dong, presbiíero y compañero mártires de China, siglos XVIII y XIX

Oseas 14,2-10. No volveremos a llamar Dios a la obra de nuestras manos.

Mateo 10, 16-23. No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu de vuestro Padre

Sábado 10:

Isaías 6,1-8. Yo, hombre de labios impuros, he visto con mis ojos al rey y Señor de los
ejércitos.

Mateo 10,24-33. No tengáis miedo a los que matan al cuerpo.



Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.