ESTE SABEMOS DE DÓNDE VIENE.

Escrito por Comentarista 1 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

Hablar con niños es peligroso, tiene sus riesgos. Este mes estamos celebrando la primera Confesión de los 306 niños que harán su primera Comunión en la parroquia. Lo hacemos por grupos de catequesis, así las celebraciones no son muy largas (aunque son muchas). Ayer se me ocurrió preguntar a los niños a ver qué tal llevaban la catequesis:

  • ¿Cuántos sacramentos hay?
  • ¡Siete!
  • ¿Cuántos habéis recibido hasta ahora?
  • ¡Uno, el bautismo!

(Vamos bien, pensé yo)

  • ¿Y cuál vais a recibir hoy?
  • ¡La confesión!

(perfecto)

  • ¿Y dentro de mes y medio?
  • ¡La primera Comunión!

(Este grupo es la bomba, pensaba en mis adentros)

  • ¿Y un par de años después?

Se hizo un silencio incómodo, tal vez lo de la Confirmación no les había quedado muy claro, hasta que uno se animó y dijo a voz en grito:

  • ¡¡¡La Excomunión!!!

Bueno, a ese pedazo cenutrio le adelanté la excomunión un par de años y estoy por ampliarla a sus catequistas y a sus padres.

«¿No es éste el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada. ¿Será que los jefes se han convencido de que éste es el Mesías? Pero este sabemos de dónde viene, mientras que el Mesías, cuando llegue, nadie sabrá de dónde viene». Muchas veces se equivoca la catequesis con conocimientos. Es cierto que en la catequesis uno aprende cosas pero, como cuando conoces a alguien, te das cuenta de que ignoras mucho más de lo que sabes. Hoy mucha gente opina y sentencia sobre la Iglesia y sobre Jesucristo con los conocimientos que adquirió en catequesis, sin darse cuenta que ha olvidado muchas cosas –incluso algunos el Padre Nuestro-, y no habían aprendido demasiado. ¿Qué ahora se publica que la Iglesia es mala, los curas seres oscuros y extraños y las parroquias antros de perversión? Pues se defiende eso a muerte y a meterse con la Iglesia. ¿Qué este Papa es bueno y el otro malo o viceversa? Pues a proclamarlo a los cuatro vientos. ¿Qué Cristo no resucitó? Pues no resucitó. ¿Qué sí resucitó? Pues también vale. Muchos han hecho de la fe una asignatura y, tristemente, mal aprendida. No quieren conocer a Cristo ni a su Iglesia sino saber “cosas”.

Nos vamos acercando a la Semana Santa. Sólo podremos estar al pie de la cruz si nos empeñamos en vivir en Cristo vivo, no en saber datos de su vida. Sólo podremos amar a la Iglesia si nos empeñamos en vivir como sus hijos, no como socios de una peña deportiva. Si nos empeñamos en ver las cosas “desde fuera” siempre desconoceremos los “misterios de Dios.” ¡Qué lástima perder el misterio de Dios! Lo vemos cuando en las parroquias hay gente que entra como si entrase en una plaza en la que se celebra un botellón, sin tan siquiera dejar de hablar por el teléfono a voz en grito. Cuando pasan ante el Sagrario como si pasasen delante de una cabina de teléfono (que ya no hay, tal vez eso les llamaría más la atención), cuando ponen cara de “pero que ignorante eres” cuando les dices que recen con sus hijos o que deberían confesarse. Cuando se ríen ante la palabra “pecado” como diciendo: “No se preocupe, ya sé por dónde viene Dios, a ese ya lo tengo controlado” ¿Qué harán –qué haremos-, cuando nos encontremos frente a frente con el Misterio de Dios?.

El Padre Pío decía que era un misterio para sí mismo ¿Cómo no vamos a asombrarnos ante el misterio de Dios y tener ganas –cada día de nuestra vida-, de ahondar más en Él? De la mano de María no tendremos miedo en adentrarnos en el Misterio de Dios.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (3)

  • amb*

    |

    Buenas noches,
    Acabo descubrí esto, me lo paso un chico.

    Y digo yo, hablando de la catequesis, ( que ne ha echo mucha gracia lo de los niños ), y hace ya tiempo sugerí a un sitio que me enviaron, varias cosas( hay hoy en día por el poder dinero, servicios de todo tipo 24h, farmacias.. Gasolineras.. Restaurantes.. Supermercados… Etc.. Etc.. Y porque no Iglesia 24h.???.) y también otra sugerencia hice en esta línea, ” hace falta catequesis pata adultos” tan sólo hace una, semans a las 15h lo vi claro, estamos en el Año de la, Misericordia, y me surgió una duda y pregunta ¿ si Dios derrama su Divina Misericordia sobre todas las Almas y se combierten todos los corazones heridos y dañados por este Mundo insensato, Está la Iglesia preparada para in sutnami así??… Pues e en el mejor de los casos han recibido catequesis hasta la primera comunión y luego nada o puede que la confirmación y ya.. Ha ta edad adulta nada.. De nada.. Y hay que empezar a explicarles todo de nuevo si no saben nada de nada.. Catequesis de adulto!!!!!… Y confesores en las Iglesias 24h por turnos.. Como las Farmacias.. Como los médicos del cuerpo . Tal iglesia y tal otra.. Le toca estar de guardia.. O es que no es más importante los Médicos del Alma??.. Si el cuerpo no es inmortal.. Y el Alma es Eterna y nos jugamos la Eternidad!!!!..

    Pues Manos a la Obra que de esto se nos pedirá cuentas..y es la mayor mejor forma de Amar a los demás.

    Responder

  • Mayte

    |

    Pobres catequistas !!! Jaja
    Cuanta gracia con estos chicos que parecian una bomba. Gracias padre !!!
    Creo que hoy mas que nunca la Iglesia se ha preocupado por extender la catequesis a traves de tantos grupos de formación que hay en las Parroquias. Las cartas pastorales y enciclicas se encuentran al alcance de todos, asi como Cursos Biblicos. Es lamentable ver como se hace la invitación y son muy pocos los que acuden interesados en aprender mas sobre Dios, sobre nuestra religión.
    Ahi inicia la responsabilidad en nosotros, en buscar prepararnos.
    Ya de por si, los sacerdotes tienen mil actividades en el dia. Son pocos sacerdotes para tantas comunidades. Nos faltan mas vocaciones.
    Dios lo bendiga padre y fortalezca su salud y sabiduria.

    Responder

  • roberto constantino

    |

    Señor: Has llenado de gracia y valentía a los catequistas de hoy quienes derraman gota a gota tu palabra en cada corazón. Te pido que aumentes mi fe cada día más. Excelente comentario e impagable anécdota. Gracias Señor…

    Responder

Deja un comentario