Archiv para 1 enero, 2017

Santa María, madre de Dios

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, Octava de la Navidad (Manuel, Jesús). Santos: Agripino, Frodoberto, Justino, obispos; Almaquio, Concordio, mártires; Eufrosina, vírgen; Martina, virgen y mártir; Fulgencio de Ruspe, Ponfilio, Vicente María Strambi, confesor; Odilón, Guillermo, abades.

Almaquio, monje († c. a. 400)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, Octava de la Navidad (Manuel, Jesús).  Santos: Agripino, Frodoberto, Justino, obispos; Almaquio, Concordio, mártires; Eufrosina, vírgen; Martina, virgen y mártir; Fulgencio de Ruspe, Ponfilio, Vicente María Strambi, confesor; Odilón, Guillermo, abades.

Vicente María Strambi, obispo (1745-1824)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, Octava de la Navidad (Manuel, Jesús). Santos: Agripino, Frodoberto, Justino, obispos; Almaquio, Concordio, mártires; Eufrosina, vírgen; Martina, virgen y mártir; Fulgencio de Ruspe, Ponfilio, Vicente María Strambi, confesor; Odilón, Guillermo, abades.

Nuestra misión para este nuevo año.

Escrito por Comentarista 10 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

¡FELIZ 2017! A TODOS LOS QUE CON FIDELIDAD SEGUÍS ESTOS COMENTARIOS. En nombre de todos mis compañeros, invoco de corazón la bendición divina sobre todos vosotros con la fórmula hoy pronunciada en el libro de los Números:

” El Señor os bendiga y os proteja, ilumine su rostro sobre vosotros y os conceda su favor. El Señor se fije en vosotros y os conceda la paz.”

No se puede empezar mejor este año nuevo que con una bendición. Cada día es una bendición y debe vivirse como tal.

Hoy es el día en que reconocemos que toda la humanidad ha sido extraordinariamente bendecida con una vida nueva desde la encarnación de nuestro Señor Jesucristo.

Si alguien ha comprendido profundamente esta bendición ha sido nuestra madre la Virgen. Una jovencísima madre, que acoge entre sus brazos al Verbo eterno de Dios en cuerpo de niño, con carne de hombre. Y piensa -como insinuaban los padres de la Iglesia-: Dios se ha hecho carne en mi, para que mi cuerpo sea suyo. 

La Madre de Dios intuyó que ya nunca se pertenecería, su ser, su pensar, su sentir, sus amores le pertenecerían a Cristo. Su cuerpo se había convertido en un templo divino para siempre. Templo en el que el Espíritu había hecho morada, y así una joven judía se convertía en la primera y auténtica hija de Dios. Y a la vez, tenía el privilegio de ser la Madre del mismo Hijo unigénito del Padre. María así conservaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón.

Ese misterio es nuestro sello de identidad. Así nos lo dice San Pablo. Nuestro cuerpo ya no nos pertenece, toda nuestra biología ha sido asumida por Dios. Ya no somos sólo criaturas en el universo, sino hijos adoptivos de Dios;  pues si el Hijo tomó nuestra humanidad es para que los hombres llegáramos a ser hijos. Y como María recibió en su entraña el Espíritu Santo nosotros también lo recibimos y podemos vivir una vida nueva: el amor de los hijos de Dios, la libertad de los hijos de Dios, la Gracia que se vive en el Cielo.

No lo dudemos: el Padre nos regala cada día de un nuevo año para realizar su misión: vivir con plenitud la existencia que nos ha sido dada y hacer todo lo posible para que el número de hijos de Dios crezca en cada rincón de la tierra. Nuestra misión en este nuevo año es dar a conocer a todos los caminos del Señor, a todas las gentes su salvación. 

Contad conmigo para vivir así. Muy unidos en cada Eucaristía.

01/01/2017 – Domingo Octava de Navidad. Santa María, Madre de Dios

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
Invocarán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré
Lectura del libro de los Números 6. 22-27

El Señor habló a Moisés:

«Di a Aarón y a sus hijos: esta es la fórmula con que bendeciréis a los hijos de Israel:

“El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz”.

Así invocarán mi nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré».

Palabra de Dios.

Sal 66, 2-3. 5. 6 y 8
R. Que Dios tenga piedad y nos bendiga.

Que Dios tenga piedad y nos bendiga,
ilumine su rostro sobre nosotros;
conozca la tierra tus caminos,
todos los pueblos tu salvación. R.

Que canten de alegría las naciones,
porque riges el mundo con justicia,
riges los pueblos con rectitud
y gobiernas las naciones de la tierra. R.

Oh Dios, que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben.
Que Dios nos bendiga; que le teman
hasta los confines del orbe. R.

SEGUNDA LECTURA
Envió Dios a su Hijo, nacido de mujer
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas 4, 4-7

Hermanos:

Cuando llegó la plenitud del tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos la adopción filial.

Como sois hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: «¡Abba! Padre». Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios.

Palabra de Dios.

EVANGELIO
Encontraron a María y a José, y al niño. Y a los ocho días, le pusieron por nombre Jesús
Lectura del santo evangelio según san Lucas 2, 16-21

En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo hacía Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño.

Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho.

Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Palabra del Señor.

enero 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031