Archiv para 6 Enero, 2017

Todos los pueblos caminarán hacia tu luz

Escrito por Comentarista 11 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

La fiesta de este día, la Epifanía de Dios a todos los pueblos, es una fiesta muy entrañable de la que podemos extraer varios mensajes.

El primero es el deseo universal de salvación de Dios. Esta fiesta nos remite al deseo de nuestro Dios de que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (1Tim 2, 4). Para los primeros cristianos llegar a formular esta afirmación supuso un cambio total de sus expectativas, ya que el Mesías, el Salvador, lo sería tan solo del pueblo de Israel. Sin embargo, descubrieron que Cristo se entregó no solo por ellos, sino por todos, Pablo tuvo un papel decisivo para la comprensión de este mensaje universal de salvación, como vemos en la segunda lectura. Siendo él un judío de la fiel observancia de la ley, tras su conversión, se sintió llamado a llevar la buena noticia de Cristo a los gentiles. La apertura de la Iglesia primitiva, nos invita a nosotros hoy, a salir de nuestras fronteras, a generar esa cultura del encuentro de la que tanto nos habla nuestro papa Francisco. Si nuestro Dios desea llegar a todos, y Él llegó a nosotros los primeros, salgamos a las periferias a anunciarle. Preguntémonos hoy en nuestra oración: ¿En qué periferias quieres que anuncie tu salvación?

El segundo mensaje de este día podría ser la llamada a vivir nuestra fe en clave de adoración, como los magos de oriente. Enséñanos Señor a postrarnos frente a Ti, a saber adorarte en la vida, en el día a día, a colocarte en el centro de nuestras vidas. Podemos preguntarnos también hoy: ¿Qué sería vivir adorándote? ¿Qué nos deslumbra, que adoramos? La cultura del bienestar, del placer, del consumismo dirige nuestra mirada a tantos falsos dioses, sin embargo, los cristianos solo tenemos un rey a Quién adorar, ante Quién rendirnos.

Por último, el tercer mensaje de este día nos llega de mano de los niños. Si hay algún día del año en el que la inocencia de los niños resplandece con más fuerza, ese día es hoy. Dejémonos nosotros, los adultos, contagiar de esta inocencia para esperar y recibir el mayor regalo que nos ha sido dado: Jesús. Con Él lo tenemos todo, no necesitamos nada más. En esta Navidad he tenido la ocasión de visitar a una familia siria que acababa de reencontrarse después de llevar dos años separados. La madre y el hijo de 9 años tuvieron que salir los primeros de Siria, el padre llegó a España hace apenas unos días. Para este hijo el mayor regalo que podía recibir era tener a su padre con él, sus ojos radiaban alegría. En esos ojos vi los ojos de Dios, hecho niño, inocente, vi su deseo de unidad y paz. Ese niño me enseñó que teniendo a su padre consigo lo tenía todo. Nosotros tenemos al Enmanuel, al Dios con – nosotros ¿Qué nos puede faltar? Para acabar me gustaría pedir una oración por todos aquellos niños a los que la vida les robó la inocencia, recemos por todos los niños que sufren, por todos los niños que siguen en Siria o en países en guerra, en ellos Dios sufre y nos necesita. Señor que tu mensaje de salvación le llegue también a ellos.

Epifanía del Señor

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Solemnidad de la Epifanía del Señor,Santos: Reyes Melchor, Gaspar y Baltasar; Melanio, Dimas, Pedro Tomás, obispos; Nilamón, confesor; Anastasio; Anatolio, Pompeyano, mártires; Liceria, virgen; Erminoldo, abad.

06/01/2017 – Viernes de la 2ª semana de Navidad. Epifanía del Señor

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
La gloria del Señor amanece sobre ti
Lectura del libro de Isaías 60, 1-6

¡Levántate y resplandece, Jerusalén, porque llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!

Las tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, y su gloria se verá sobre ti.

Caminarán los pueblos a tu luz, los reyes al resplandor de tu aurora.

Levanta la vista en torno, mira: todos ésos se han reunido, vienen hacia ti; llegan tus hijos desde lejos, a tus hijas las traen en brazos.

Entonces lo verás y estarás radiante; tu corazón se asombrará, se ensanchará, porque la opulencia del mar se vuelca sobre ti, y ta ti llegan las riquezas de los pueblos.

Te cubrirá una multitud de camellos, dromedarios de Madián y de Efá.

Todos los de Saba llegan trayendo oro e incienso, y proclaman las alabanzas del Señor.

Palabra de Dios.

Sal 71, 1-2. 7-8. 10-11. 12-13
R. Se postrarán ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra.

Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R.

En sus días florezca la justicia
y la paz hasta que falte la luna;
domine de mar a mar,
del Gran Río al confín de la tierra. R.

Los reyes de Tarsis y de las islas
le paguen tributo.
Los reyes de Saba y de Arabia
le ofrezcan sus dones;
póstrense ante él todos los reyes,
y sírvanles todos los pueblos. R.

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres. R.

SEGUNDA LECTURA
Ahora ha sido revelado que los gentiles son coherederos de la promesa
Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 3, 2-3a. 5-6

Hermanos:

Habéis oído hablar de la distribución de la gracia de Dios que se me ha dado en favor de vosotros, los gentiles .

Ya que se me dio a conocer por revelación el misterio, que no había sido manifestado a los hombres en otros tiempos, como ha sido revelado ahora por el Espíritu a sus santos apóstoles y profetas: que también los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la promesa en Jesucristo, por el Evangelio.

EVANGELIO
Venimos a adorar al Rey
Lectura del santo evangelio según san Mateo 2, 1-12

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando:

– «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y, venimos a adorarlo. »

Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenia que nacer el Mesías.

Ellos le contestaron:

– «En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta:

“Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las poblaciones de Judá, pues de ti saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel.”»

Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles:

– «ld y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo.»

Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño.

Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

Palabra del Señor.