Archiv para 4 febrero, 2017

Juan Brito, mártir (1647-1693)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Andrés Corsino y Fileas, Remberto, Filo, Gilberto, Aventino, Abrahán, obispos; Dióscoro y Teodoro, Eutiquio, Aquilino, Gémino, Gelasio, Magno, Isidoro, José de Leonisa, Verónica, Modán, confesores; Juan Brito, Filoromo, Donato, mártires; Juana de Valois, reina; Teófilo, penitente.

Juana de Francia, reina (1464-1505)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Andrés Corsino y Fileas, Remberto, Filo, Gilberto, Aventino, Abrahán, obispos; Dióscoro y Teodoro, Eutiquio, Aquilino, Gémino, Gelasio, Magno, Isidoro, José de Leonisa, Verónica, Modán, confesores; Juan Brito, Filoromo, Donato, mártires; Juana de Valois, reina; Teófilo, penitente.

Andrés Corsini, obispo (1301-1373)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Andrés Corsino y Fileas, Remberto, Filo, Gilberto, Aventino, Abrahán, obispos; Dióscoro y Teodoro, Eutiquio, Aquilino, Gémino, Gelasio, Magno, Isidoro, José de Leonisa, Verónica, Modán, confesores; Juan Brito, Filoromo, Donato, mártires; Juana de Valois, reina; Teófilo, penitente.

“Tu esencia es dejarme hueco”

Escrito por Comentarista 4 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

El Evangelio de hoy produce mucha ternura en quien se pone a rezarlo. Los apóstoles se han puesto a hablar del Señor por todos los rincones, han hecho muchos signos, esos milagros que son consecuencia de andarse en la cercanía de Dios. No han parado, que es una frase muy española. Hay que imaginarse la cara de Jesús oyendo las historias que narraba cada uno, eran como niños, quitándose la palabra de la boca. Se les había concedido el regalo más grande que un ser humano puede tener en este mundo, tener al mismo Dios a su lado. Y a pesar de todo, se olvidarán de Él. Cuando llegue el momento de la verdad le dejarán solo, sudando sangre sobre la tierra, mientras ellos dormirán en la única noche verdaderamente importante de su vida. La naturaleza humana es así de olvidadiza y antojadiza.

Por eso el Señor tiene siempre una mirada de profunda piedad sobre el hombre, lo dice el final de la lectura de hoy, miraba a la multitud “como a ovejas que no tienen pastor“. Todos necesitamos una compañía de cerca en este mundo. Me fijo que últimamente los sacerdotes, a los que vienen a pedirnos cierto ánimo espiritual, no les tratamos como verdaderos pastores. Un pastor busca a la oveja para andarse con ella, saber de sus asuntos, poner aceite en las heridas, las cosas propias del pastor. Y en vez de enseñarles el placer de vivir con Dios en lo menudo, les redirigimos a cursos espirituales, a charlas de catequesis, que están muy bien, pero preferimos la comodidad de referirles a las grandes reuniones y no les sugerimos el acompañamiento personal, que es en el fondo lo que buscan. En el día a día de un cristiano hay muchos materiales grises con los que construir una monotonía que puede ser aún más gris. El sacerdote debe ser siempre la prolongación de la mirada del Señor sobre el mundo. Y el Señor trata muy de cerca, porque quiere de verdad.

Todo cristiano en el fondo es un testigo de la mirada de Cristo sobre él. Cada persona que reza en este mundo llena sus ojos de la misma piedad de los ojos divinos, y esto no es música celestial. El Señor quería que los suyos estuvieran advertidos de lo esencial, “veníos conmigo, si os pegáis a mí, haréis los mimos milagros que yo, miraréis como yo, vuestra esencia es dejarme hueco. Un enamorado sabe muy bien de estas intimidades. Uno de los pocos poemas en los que la enfermedad de Alejandra Pizarnik no le hizo mella, fue el dedicado al aniversario del amor con un chico. Le dice justo lo que Dios espera de mí, “recibe este rostro mudo, mendigo/ recibe este amor que te pido/ recibe lo que hay en mí, que eres tú

04/02/2017 – Sábado de la 4ª semana de Tiempo Ordinario

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
Que el Dios de la paz, que hizo retornar de entre los muertos al gran pastor, os confirme en todo bien
Lectura de la carta a los Hebreos 13, 15-17. 20-21

Hermanos:

Por medio de Jesús, ofrezcamos continuamente a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de unos labios que confiesan su nombre.

No os olvidéis de hacer el bien y de ayudaros mutuamente; ésos son los sacrificios que agradan a Dios.

Obedeced y someteos a vuestros guías, pues ellos se desvelan por vuestro bien, sabiéndose responsables; así lo harán con alegría y sin lamentarse, cosa que no os aprovecharía.

Que el Dios de la paz, que hizo retornar de entre los muertos al gran pastor de las ovejas, Jesús Señor nuestro, en virtud de la sangre de la alianza eterna, os confirme en todo bien para que cumpláis su voluntad, realizando en nosotros lo que es de su agrado, por medio de Jesucristo.

A él la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Palabra de Dios.

Sal 22, 1-3a. 3b-4. 5. 6
R. El Señor es mi pastor, nada me falta.

El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas. R.

Me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan. R.

Preparas una mesa ante mi,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa. R.

Tu bondad y tu misericordia me acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término. R.

EVANGELIO
Andaban como ovejas sin pastor
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado.

Él les dijo:

«Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco».

Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.

Se fueron en barca a solas a un lugar desierto.

Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y lse compadeció de ellos, porque andaban como ovejas que no tienen pastor; y se puso a enseñarles muchas cosas.

Palabra del Señor.

febrero 2017
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728