Archiv para 31 marzo, 2017

A ESCONDIDAS

Escrito por Comentarista 1 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

Mañana es el bautismo de un adulto y la confirmación de 40 niños-jóvenes-adultos en la parroquia. Espero que la celebración salga todo bien y el Espíritu Santo sea generoso y se reparta un poquito más entre todos. Esta tarde es el ensayo para que la celebración sea ágil y vivamos con intensidad todo el ritual. Todo eso llega horas y horas de preparación, de catequesis, elaborar listas, folletos y hasta mirar hoy si hay suficiente crisma o hay que ir corriendo a la Catedral a por más.Desde la procesión de entrada hasta la patata frita al final lleva muchas horas de preparación…, que se termina en un rato y poca gente agradece. Y que no servirían para nada, serían sólo una pobretona estrategia de marketing, si no confiásemos en la promesa de que el Espíritu Santo descenderá sobre el alma de todos los confirmandos y bautizandos.

“Una vez que sus hermanos se hubieron marchado a la fiesta, entonces subió él también, no abiertamente, sino a escondidas”. Muchos años llevó reconstruir el templo de Jerusalén y los judíos estaban muy orgullosos de su trabajo. Sin embargo, el lugar más importante de ese edificio, el que daba sentido a todo el resto de la construcción, el sancta sanctorum estaba vacío. Y Aquél que podría entrar libremente en esa habitación, la santidad De Dios encarnada, tiene que ir a escondidas, pues trataban de matarle.

Este penúltimo viernes de cuaresma también tenemos que subir a Jerusalén, llegar hasta la cruz y su resurrección. Y el mundo dirá ¡No!, no vayas a Jerusalén, no pierdas tu vida, disfruta que son dos días, mantente en tu “entorno de bienestar”, ya sabemos cómo eres y no vas a cambiar. Pero seguro que Jesús te ha ido acompañado a escondidas durante estas semanas. Esos pequeños sacrificios y mortificaciones que nadie ha visto, esas obras de caridad que pasan desapercibidas para el mundo, esos ratitos de oración a solas ante el Sagrario, ta han ido llevando -casi sin quererlo-, hasta el templo, donde, aunque nadie se de cuenta, puedes decir:”Yo lo conozco.” Y las obras De Dios florecerán en tu vida. Es momento de ir dejando que surja lo que Dios ha hecho en ti esta Cuaresma, no lo escondas.

tal vez pienses que Dios no ha hecho nada en ti, que está siendo otra Cuaresma perdida. te equivocas, mira tu vida con sinceridad y verás que, a pesar de nuestros pecados, Dios hace maravillas en los que confían en Él.

Mira tu vida con la mirada de María, mirada de Madre, mirada que ve lo mejor que Dios hace en ti. Haz penitencia y da gracias. Pedid un poco por los que se confirman y por este pobre cura.

Balbina, virgen y mártir († 132)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Renovato (Renato), obispo; Amós, Joab, profetas; Balbina, virgen y mártir; Benjamín, diácono; Teódulo, Anesio, Félix, Cornelia (Nélida), mártires; David, Esteban, Guillermo, Agilulfo, Daniel; confesores; Guido, abad; María Mamala, beata.

De ella no se sabe casi nada. Las certezas se escapan al pronunciar su nombre. La falta de documentación llevó a que alguien aventurara, en un alarde de originalidad histórica rayano en la ridiculez, que como tal no había existido tal personaje, que su nombre se debía a un cementerio romano con ese fonema, y que para explicar el nombre de la necrópolis se inventó a la santa. Eruditos así nos sobran. Justo lo que suele suceder es lo contrario; es la personalidad de un ser humano la que se inmortaliza de alguna manera en una ciudad, una plaza, un monumento y no un cementerio quien inventa a un santo.

Pero, a pesar de todo, sigue en pie la afirmación antes expuesta: no se sabe con certeza nada de santa Balbina. Se han escrito relatos sobre ella más o menos verosímiles y casi en todo comunes a las noticias que se encuentran en las Actas tardías de los mártires.

La presentan nacida en Roma e, incluso, dan el nombre de Quirino a su padre que era pagano. Balbina enfermó gravemente y el dictamen de los médicos era desesperado. Corrían voces en Roma de los frecuentes milagros que había realizado el Dios de los cristianos por mediación de Alejandro I, a la sazón preso en la cárcel por mantenerse firme en su fe, presto a aceptar la muerte antes de renegar de Jesucristo. Con lágrimas en los ojos, y de rodillas en el sucio suelo de la mazmorra, está postrado el personajillo pagano pidiendo la salud para su hija Balbina a aquel venerable y sereno anciano, que le ruega lleve a su presencia a la joven enferma. La curó cuando le puso sobre su piel un saquito de reliquias de mártires que el papa Alejandro llevaba siempre colgado de su cuello. Hubo conversión y bautismo familiar, y Quirino termina sus días muriendo mártir de Cristo.

Dicen que fue Aureliano el emperador que terminó con las vidas del senador Quirino y de Hermes o Hermeto con cuya hermana Teodora vivía su orfandad Balbina.

Fue llevada al juicio por la acusación de cristiana. ¡Qué pena que las Actas sean tardías y no dignas de confianza! La seguridad de la fe de Balbina se expresa con tonos claros, dignos, altivos y hasta insultantes contra los dioses paganos. Resalta la condición de Cristo-Juez-Justo con elocuencia de sabio, procurando con su parénesis la conversión de su juez.

Después de múltiples tormentos descritos en las Actas, se enterró su cuerpo en el camino Apio, donde estaba el cementerio de Pretextato, que luego se llamó de Santa Balbina, cuyo templo construyó el papa Marcelo donde se pensaba que estaba situado el cuerpo de la santa son el de su padre Quirino y otros cinco mártires de nombre desconocido.

No es extraño que el lugar de los cementerios próximos a la Vía Apia y la iglesia de santa Balbina en el Aventino formen parte del itinerario habitual de los que visitan Roma con el piadoso deseo de besar las piedras que la sangre de los mártires mojó.

Amós, profeta (s. VIII a. C.)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Renovato (Renato), obispo; Amós, Joab, profetas; Balbina, virgen y mártir; Benjamín, diácono; Teódulo, Anesio, Félix, Cornelia (Nélida), mártires; David, Esteban, Guillermo, Agilulfo, Daniel; confesores; Guido, abad; María Mamala, beata.

31/03/2017 – Viernes de la 4ª semana de Cuaresma.

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
Lo condenaremos a muerte ignominiosa
Lectura del libro de la Sabiduría 2, 1a. 12-22

Se decían los impíos, razonando equivocadamente:

«Acechemos al justo, que nos resulta fastidioso: se opone a nuestro modo de actuar, nos reprocha las faltas contra la ley y nos reprende contra la educación recibida; presume de conocer a Dios y se llama a sí mismo hijo de Dios.

Es un reproche contra nuestros criterios, su sola presencia nos resulta insoportable.

Lleva una vida distinta de los demás, y va por caminos diferentes.

Nos considera moneda falsa y nos esquiva como a impuros.

Proclama dichoso el destino de los justos, y presume de tener por padre a Dios.

Veamos si es verdad lo que dice, comprobando cómo es su muerte.

Si el justo es hijo de Dios, él lo auxiliará y lo librará de las manos de sus enemigos.

Lo someteremos a ultrajes y torturas, para conocer su temple y comprobar su resistencia.

Lo condenaremos a muerte ignominiosa, pues, según dice, Dios lo salvará»

Así discurren, pero se equivocan, pues los ciega su maldad.

Desconocen los misterios de Dios, no esperan el premio de la santidad ni creen en la recompensa de una vida intachable.

Palabra de Dios.

Sal 33, 17-18. 19-20. 21 y 23
R. El Señor está cerca de los atribulados.

El Señor se enfrenta con los malhechores,
para borrar de la tierra su memoria.
Cuando uno grita, el Señor lo escucha
y lo libra de sus angustias. R.

El Señor está cerca de los atribulados,
salva a los abatidos.
Aunque el justo sufra muchos males,
de todos lo librará el Señor. R.

Él cuida de todos sus huesos,
y ni uno solo se quebrará.
El Señor redime a sus siervos,
no será castigado quien se acoge a él. R.

EVANGELIO
Intentaban agarrarlo, pero todavía no había llegado su hora
Lectura del santo Evangelio según san Juan 7,1-2.10.25-30

En aquel tiempo, recorría Jesús Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos trataban de matarlo. Se acercaba la fiesta judía de las Tiendas.

Una vez que sus hermanos se hubieron marchado a la fiesta, entonces subió él también, no abiertamente, sino a escondidas.

Entonces algunos que eran de Jerusalén dijeron:

«¿No es este el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada. ¿Será que los jefes se han convencido de que éste es el Mesías? Pero este sabemos de dónde viene, mientras que el Mesías, cuando llegue, nadie sabrá de dónde viene».

Entonces Jesús, mientras enseñaba en el templo, gritó:

«A mí me conocéis, y conocéis de dónde vengo. Sin embargo, yo no vengo por mi cuenta, sino que el Verdadero es el que me envía; a ese vosotros no lo conocéis; yo lo conozco, porque procedo de él, y él me ha enviado».

Entonces intentaban agarrarlo; pero nadie le pudo echar mano, porque todavía no había llegado su hora.

Palabra del Señor.