Archiv para 6 Junio, 2017

Los caminos de amar…

Escrito por Comentarista 11 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

En la primera lectura de hoy podemos ver el caso concreto de un hombre llamado Tobías que “se apiada y presta” y cuya “caridad es constante, sin falta” como dice el salmo. Tobías era un israelita de la tribu de Neftalí, que estaba situada al norte de la tierra prometida. Esta tribu fue llevada en cautiverio por el rey de los asirios, Salmanasar, a la lejana ciudad de Nínive sobre el año 720 a. de J.C. A pesar de sentirse prisionero en un país extraño, Tobías no abandonó la senda de la verdad, de forma que todos los días repartía generosamente cuanto tenía con los hermanos de su nación que también estaban cautivos como él.

Por otro lado el salmo de hoy nos dice:

“Dichoso quien teme al Señor

y ama de corazón sus mandatos.

Su linaje será poderoso en la tierra,

la descendencia del justo será bendita. R/.

En su casa habrá riquezas y abundancia…”

Cuando miramos a nuestro alrededor a las personas que conocemos, ¿vemos que éstas palabras se cumplen?, ¿y en la vida de Tobías? ,¿y en nuestra vida? ,¿y en la vida de Jesús de Nazaret?

¡Cuántas veces vemos a nuestro alrededor que a la gente que más buena y generosa les es va mal y que casi parece que les va mejor a los que sólo buscan el éxito y su beneficio!

Si miramos la historia de nuestro protagonista del Antiguo Testamento también vemos que hay momentos de todo: primero se gana el favor del rey Salmanasar, después el nieto de Salmanasar Senaquerib trata de matarle, después un día, cansado de enterrar a tantos, se quedó dormido junto a una pared y le cayó en los ojos estiércol caliente de un nido de golondrinas y se quedó ciego. Ese accidente le provoca una situación de mucha tensión en la relación con su mujer, que le acaba por desesperar. La mujer de Tobías llega a formular una dura e irónica crítica a su marido, pero que refleja no sólo la mentalidad de los creyentes de ésa época, sino a veces también la nuestra: “Es evidente que ha fracasado tu esperanza; ahora se ve el fruto de tus limosnas.” Muchas veces pensamos que si nos entregamos por los demás, si hacemos el bien en todo aquello que esté de nuestra mano, nos va a ir bien en la vida, vamos a tener prosperidad material; de alguna forma “Dios nos va a recompensar por ello”. Es verdad que Dios nos bendice con una dicha interior que no se puede comparar con ninguna alegría pasajera o efervescente que nos ofrece la sociedad, pero eso no significa que nuestro camino esté exento de dificultades o sea un camino de éxito material o espiritual. En el Evangelio de ayer Jesús nos lo muestra con el ejemplo del dueño de la viña.

El dueño de la viña es Dios Padre, el más generoso y compasivo, aquel que “se apiada y presta” y cuya “caridad es constante, sin falta”. Esto lo muestra mandando en cada época a sus enviados o profetas o “criados” y dando al hombre mil muestras de su amor y cuidado. La generosidad y compasión de éste padre llega a ser tan inexplicable que envía a su propio hijo, esperando que al menos éste sea respetado, pero es matando crucificándolo “fuera de la viña”, como un maldito y blasfemo fuera de la ciudad de Jerusalén. Con esto nos muestra Jesús, en su propia persona, que los caminos del amor no siempre son de éxito; conllevan mucha contradicción. Sobretodo deja claro que la bendición de Dios no siempre se expresa con signos externos, sino que es mucho más verdadera y profunda. Por ello como dice el salmo: “No temerá la malas noticias, su corazón está firme en el Señor. Su corazón está seguro, sin temor,” Esta bendición puede manifestarse con toda la fuerza justamente en medio del fracaso y el sufrimiento como sucedió en la vida de Jesús y de tantas personas santas a lo largo de la historia.

Norberto, fundador (1080-1134)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Norberto, Claudio, Alejandro, Juan, Justo, Vicente, Agobardo, Eustorgio, obispos; Artemio, Cándida, Paulina, Bonifacio, Amancio, Lucio, Alejandro, mártires; Hilarión el Joven, confesor; Felipe, diácono; Marcelino Champagnat, fundador.

Marcelino Champagnat, fundador (1789-1840)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Norberto, Claudio, Alejandro, Juan, Justo, Vicente, Agobardo, Eustorgio, obispos; Artemio, Cándida, Paulina, Bonifacio, Amancio, Lucio, Alejandro, mártires; Hilarión el Joven, confesor; Felipe, diácono; Marcelino Champagnat, fundador.

06/06/2017 – Martes de la 9ª semana de Tiempo Ordinario

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
Estuve sin vista
Lectura del libro de Tobit 2, 9-14

Yo, Tobit, la noche de Pentecostés, cuado hube enterrado el cadáver, después del baño fui al patio y me tumbé junto a la tapia, con la cara destapada porque hacía calor; ya no sabía que en la tapia, encima de mí, había un nido de gorriones; su excremento caliente me cayó en los ojos , y se me formaron nubes.

Fui a lo médicos a que me curaran; pero cuanto más ungüentos me daban más vista perdía, hasta que me quedé completamente ciego. Estuve sin vista cuatro años. Todos mis parientes se apenaron por mi desgracia, y Ajicar me cuidó dos años, hasta que marchó a Elimaida.

En tal situación, para obtener algún dinero, mi mujer, Ana, tuvo que trabajar en labores femeninas tejiendo lanas. Los clientes le abonaban el precio a la entrega del trabajo. Un día, el siete de marzo, terminó una pieza de tela y la entregó a los clientes. Estos, además de darle toda la paga, le regalaron un cabrito. Cuando ella entró en casa, el cabrito se puso a balar.

Yo entonces llamé a mi mujer y le pregunté:

«¿De dónde ha salido ese cabrito? ¿No será robado? Devuélveselo a su dueño. No podemos comer cosas robadas».

Ella me aseguró:

«Es un regalo que me han hecho además de pagarme».

No la creí y, avergonzado por su comportamiento, insistí en que se lo devolviera a su dueño. Entonces ella me replicó:

«¿Dónde están tus limosnas y buenas obras? Ya ves de que te han servido».

Palabra de Dios.

Sal 111, 1-2. 7-8.9
R. El corazón del justo está firme en el Señor

Dichoso quien teme al Señor
y ama de corazón sus mandatos.
Su linaje será poderoso en la tierra,
La descendencia del justo será bendita. R.

No temerá la malas noticias,
su corazón está firme en el Señor.
Su corazón está seguro, sin temor,
hasta que vea derrotados a sus enemigos. R.

Reparte limosna a los pobres;
su caridad dura por siempre
y alzará la frente con dignidad. R.

EVANGELIO
Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 12, 13-17

En aquel tiempo, enviaron a Jesús algunos de los fariseos y de los herodianos, para cazarlo con una pregunta.

Se acercaron y le dijeron:

«Maestro, sabemos que eres veraz y no te preocupa lo que digan; porque no te fijas en apariencias, sino que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad. ¿Es lícito pagar impuesto al César o no? ¿Pagamos o no pagamos?».

Adivinando su hipocresía, les replicó:

« ¿Por qué me tentáis? Traedme un denario, que lo vea».

Se lo trajeron. Y él les preguntó:

«¿De quién es esta imagen y esta inscripción?».

Le contestaron:

«Del César».

Jesús les replicó:

«Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios».

Y se quedaron admirados.

Palabra del Señor.