Archiv para 6 octubre, 2017

Viernes 6 de octubre. S. Bruno

Escrito por Comentarista 6 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

Las lecturas de hoy son de aquellas que muchos quitarían de la Escritura. No nos gusta que nos hablen de la desobediencia, el castigo y la dureza del corazón (los tres temas de hoy). Pero son realidades crueles que contemplamos permanentemente en la vida real de las personas y los pueblos. El que no quiera verlo, que se lo haga mirar. Quizá para muchos el Evangelio tiene que presentar siempre el lado dulce, paciente, tierno, mieloso y adulcorado de Cristo; pero nos guste o no, esto no es una novela rosa: es la historia de la redención y para ello se ha de hacer una lectura realista del estado del corazón de las almas y los pueblos. De la mano del Señor será una lectura esperanzada (como el arrepentimiento de la primera lectura), pero nunca adulcorada: hay desobediencia, hay mucho pecado y hay mucha ceguera y sordera. Y las quejas de Cristo, los famosos “ayes” o como se diga, están más que justificados y no pierden actualidad. Por eso se convocó el año de la misericordia, para indicar que existe el camino del perdón y la reconciliación, y que sólo así, puede haber auténtica paz entre los hombres. Un corazón arrepentido y perdonado es un corazón sanado, con mayor capacidad para ver el bien y el mal, y por lo tanto, un corazón que va creciendo en los valores espirituales.

En la memoria de San Bruno, fundador de la Cartuja, nos fijamos especialmente en lo que hace referencia a la sordera de los valores del espíritu, que como aparece en el Evangelio de hoy, un rechazo de Cristo.

Nos falta silencio. Lo dicen los pedagogos, los psicólogos, los sociólogos… La pantalla amenaza con arruinar la capacidad contemplativa, tan característica del espíritu humano. A través de la contemplación y con el tiempo necesario vamos interiorizando experiencias, aprendemos de nuestros errores, proyectamos iniciativas, creamos arte y cultura, crecemos en el amor. En resumen: la contemplación y el silencio nos hacen sabios. Algo esencial para que la vida de cada uno adquiera un sentido y le de una orientación.

Por otro lado, están de moda las denominadas técnicas de relajación, que para muchos dan consistencia a la vida espiritual. Con el paso del tiempo, tampoco llegan a cumplir plenamente su fin y muchos van de flor en flor esperando encontrar la jalea real que llene su vida.

En realidad no es el silencio lo que nos hace contemplativos; es sólo el medio para que en un corazón bien dispuesto, se realice el milagro de una relación con Dios de tú a Tú, experimentando lo profundo de una paternidad que salva porque llena, que abraza sin medida y que ensancha hasta el infinito nuestro espíritu. El silencio es el medio para el fin: contemplar a Dios dentro de nosotros mismos, y enamorados y llenos de la gracia divina, mirar al mundo y a nuestros hermanos. ¡Cuántas lágrimas de alegría derrama la gente cuando descubren esta grandeza!: ¡Dios dentro de mi!

Bendita oración, benditos ratos que pasamos ante Jesús Eucaristía, benditas vigilias que nos hacen orar por el mundo entero. El fruto de la oración cristiana, aquella que es genuina del Evangelio, es la unión con Dios, quien en realidad ora dentro de nosotros. Por eso, ninguna técnica de relajación puede alcanzar jamás su meta: no tiene a Dios, ni persigue relación con Él.

Que San Bruno nos ayude en el camino de nuestra intimidad con Dios. Que elevemos súplicas y peticiones por nuestros pecados y por los de la humanidad para que, arrepentidos, seamos fieles a las mociones divinas y nos dispongamos a servir más fielmente a Cristo y a nuestros hermanos.

 

María Ana Mogas Fontcuberta, fundadora (1827-1886)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Bruno, fundador; Sagar, Barto, Balduino, Probo, Renato, Román, Térico, Artaldo, Apolinar, Fraterno, Magno, Adalberón, obispos; Godofredo, Pardulfo, abades; Alberta, Erotis, Marcelo, Casto, Emilio, Saturnino, mártires; Epifania, virgen; Nicetas, monje. Beatas María Francisca de las Cinco Llagas, virgen, y María Ana Mogas Fontcuberta, virgen y fundadora; Diego Luis de San Vitores, mártir (beato).

Bruno, fundador (c. a. 1030-1101)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Bruno, fundador; Sagar, Barto, Balduino, Probo, Renato, Román, Térico, Artaldo, Apolinar, Fraterno, Magno, Adalberón, obispos; Godofredo, Pardulfo, abades; Alberta, Erotis, Marcelo, Casto, Emilio, Saturnino, mártires; Epifania, virgen; Nicetas, monje. Beatas María Francisca de las Cinco Llagas, virgen, y María Ana Mogas Fontcuberta, virgen y fundadora; Diego Luis de San Vitores, mártir (beato).

06/10/2017 – Viernes de la 26ª semana de Tiempo Ordinario.

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
Hemos pecado contra el Señor desoyendo sus palabras
Lectura del libro de Baruc 1, 15-22

«Confesamos que el Señor, nuestro Dios, es justo.

Nosotros, en cambio, sentimos en este día la vergüenza de la culpa. Nosotros, hombres de Judá, vecinos de Jerusalén, nuestros reyes y gobernantes, nuestros sacerdotes y profetas, lo mismo que nuestros antepasados, hemos pecamos contra el Señor desoyendo sus palabras.

Hemos desobedecido al Señor nuestro Dios, pues no cumplimos los mandatos que él nos había propuesto.

Desde el día en que el Señor sacó a nuestros padres de Egipto hasta hoy, no hemos hecho caso al Señor nuestro Dios y nos hemos negado a obedecerlo.

Por eso nos han sucedido ahora estas desgracias y nos ha alcanzado la maldición con la que el Señor conminó a Moisés cuando sacó a nuestros padres de Egipto para darnos una tierra que mana leche y miel.

No obedecimos al Señor cuando nos hablaba por medio de sus enviados los profetas; todos seguimos nuestros malos deseos sirviendo a otros dioses ajenos y haciendo lo que reprueba el Señor nuestro Dios».

Palabra de Dios.

Sal 78, 1-2. 3-5. 8. 9
R. Por el honor de tu nombre, Señor, libranos.

Dios mío, los gentiles han entrado en tu heredad,
han profanado tu santo templo,
han reducido Jerusalén a ruinas.
Echaron los cadáveres de tus siervos
en pasto a las aves del cielo,
y la carne de tus fieles a las fieras de la tierra. R.

Derramaron su sangre como agua
en torno a Jerusalén,
y nadie la enterraba.
Fuimos el escarnio de nuestros vecinos,
la irrisión y la burla de los que nos rodean.
¿Hasta cuándo, Señor?
¿Vas a estar siempre enojado?
¿Arderá como fuego tu cólera? R.

No recuerdes contra nosotros las culpas de nuestros padres;
que tu compasión nos alcance pronto,
pues estamos agotados. R.

Socórrenos, Dios, salvador nuestro,
por el honor de tu nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados
a causa de tu nombre. R.

Aleluya Cf. Sal 94, 8a. 7d
R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. No endurezcáis hoy vuestro corazón;
escuchad la voz del Señor. R

EVANGELIO
Quien me rechaza a mí rechaza al que me ha enviado
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 10, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús:

«¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Pues si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidos de sayal y sentados en la ceniza.

Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.

Y tú, Cafárnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al infierno.

Quien a vosotros os escucha a mí me escucha; quien a vosotros rechaza, a mi me rechaza; y quien me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado».

Palabra del Señor.

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031