Archiv para 4 diciembre, 2017

Bárbara, virgen y mártir (s.III)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Pedro Crisologo, presbítero y doctor de la Iglesia; Juan Damasceno, presbítero y doctor de la Iglesia; Clemente Alejandrino, confesor; Annón II, confesor; Bárbara, Emérita, Teófanes, Isa, Tecla, mártires; Bernardo, Cristiano, Félix, Mauro, Melecio, Marutas, Osmundo, Annón, obispos; Wisinto, monje; Jerónimo de Ángelis y Simón Jempo, mártires en Kapón.

Juan Damasceno, padre y doctor de la Iglesia (s. VIII)

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

Santos: Pedro Crisologo, presbítero y doctor de la Iglesia; Juan Damasceno, presbítero y doctor de la Iglesia; Clemente Alejandrino, confesor; Annón II, confesor; Bárbara, Emérita, Teófanes, Isa, Tecla, mártires; Bernardo, Cristiano, Félix, Mauro, Melecio, Marutas, Osmundo, Annón, obispos; Wisinto, monje; Jerónimo de Ángelis y Simón Jempo, mártires en Kapón.

¡No te prepares en Adviento!

Escrito por Comentarista 4 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

No sé tú, pero a mí me empieza a cargar el ejercicio de la gran preparación al encuentro del Señor, lo digo porque los mejores encuentros son los que apenas se programan. Si piensas montar una fiesta por tu 40 cumpleaños crees que, para que todo salga bien, necesitas una organización escrupulosa, casi similar a un plan de negocios: asegurar que el catering sea de fiar, tener al día la lista de invitados, limpiar a fondo la casa, hablar con los vecinos para que no se te aloben por la posible subida de decibelios pasada la medianoche, etc. Lo paradójico es que la impecabilidad de la preparación no te garantiza el éxito, el resultado de cualquier encuentro humano es un acontecimiento que se nos va de las manos. A veces los curas cojeamos del espíritu de entrenador de fútbol. “Hay que prepararse a conciencia -decimos-, hay que hacer mucho ejercicio interior antes de salir a la intemperie de la Nochebuena, dispuestos a ganarle al Señor el corazón”. Igual el alpinista, con su estado de forma y sus aparejos.

Acabo de llegar de Tierra Santa. Los días previos pensé mandar un lote de mensajes al grupo de whats up, para que los peregrinos fueran abriendo boca. Pero después de una tarde de oración pensé, el éxito vendrá de la mano del encuentro con Él allí. Nuestro guión sólo sería el del turista inadvertido, que se tropieza con la belleza de los sitios que descubre. Ya en Tierra Santa el Señor esperaría. Y así ocurrió.

¿En Adviento? Poner atención al día, poco más, porque entre las voces de los días laborables el Señor llega con la suya y sus matices, y sólo la atención detenida la reconoce. El mejor ejemplo de Adviento me viene de la mano de un amigo que está a punto de morirse. Llevaba días con dolores e incómodo, le diagnosticaron cáncer de páncreas y metástasis de la que sólo se espera un milagro. Para estas cosas no hay preparación que valga. Pero dijo a los suyos que estaba dispuesto para el encuentro con el Señor, porque su vida había sido justamente esa preparación para la cita. La vida es eso, un espacio lujoso en el que el Señor se guarece de las distracciones y superficialidades para hacerse el encontradizo.

Si convertimos lo cotidiano en una subida al pico K2 , matamos lo ordinario, y el Señor se encuentra tan cómodo aquí… viéndote desde lo escondido… No te prepares, vive sólo lo que la Iglesia ha preparado para ti en la liturgia de hoy, y notarás otra presencia.

04/12/2017 – Lunes de la 1ª semana de Adviento

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
El Señor congrega a todas las naciones en la paz eterna del Reino de Dios
Lectura del libro de Isaías 2, 1-5

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén.

En los días futuros estará firme el monte de la casa del Señor, en la cumbre de las montañas, más elevado que las colinas.

Hacia él confluirán todas las naciones, caminarán pueblos numerosos y dirán:

«Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob.

Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, la palabra del Señor de Jerusalén».

Juzgará entre las naciones, será árbitro de pueblos numerosos.

De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas.

No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra.

Casa de Jacob, venid; caminemos a la luz del Señor.Palabra de Dios

Sal 121, 1-2. 4-5. 6-7. 8-9
R. Vamos alegres a la casa del Señor

¡Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. R.

Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor, R.

Por mis hermanos y compañeros,
voy a decir: «La paz contigo».
Por la casa del Señor, nuestro Dios,
te deseo todo bien. R.

Aleluya Cf. Sal 79, 4
R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. Ven a librarnos, Señor, Dios nuestro
que brille tu rostro y nos salve. R

EVANGELIO
Vendrán muchos de oriente y occidente al reino de los cielos
Lectura del santo Evangelio según san Mateo 8, 5-11

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole:

«Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho».

Le contestó:

«Voy yo a curarlo».

Pero el centurión le replicó:

«Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: “Ve”, y va; al otro: “Ven”, y viene; a mi criado: “Haz esto”, y lo hace».

Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían:

«En verdad os digo que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos».

Palabra del Señor

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031