Archiv para 30 diciembre, 2017

Episodio de la profetisa Ana

Escrito por Comentarista 7 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

Con el episodio de la profetisa Ana, Lucas cierra el ciclo del Nacimiento de Jesús. Efectivamente, al final del Evangelio proclamado se afirma que después de cumplir con todo lo que prescribía la Ley, regresaron a Nazaret. Hay varios elementos sobre los que se puede reflexionar en este día:

El primero es tratar de saciar nuestra curiosidad acerca de la cronología de los acontecimientos. Si Lucas nos dice que después de la Presentación en el Templo, es decir, a los cuarenta días, regresaron a Nazaret, ¿dónde se sitúa la huida a Egipto de la que nos habla Mateo? Hay que tener en cuenta que en los relatos de la Infancia de Jesús no importa tanto la cronología si no la narración de los acontecimientos. A Mateo le interesaba remarcar el hecho de que Jesús, como prototipo de Israel, también vivió en Egipto y de este modo, señalar que la profecía “de Egipto llamé a mi Hijo” (cf. Os 11,1) estaba sobradamente cumplida. Lucas insiste, sin embargo, en el cumplimiento de la Ley y de los preceptos rituales y no se preocupa de relatar otros hechos de la Infancia de Jesús; no es que no los conozca, no sabemos si se los contaron, pero aunque los supiese, no los contó porque contó sólo lo que quiso contar. Todos los evangelistas hicieron lo mismo porque no pretendían hacer una biografía de Jesús, sino contar aquello que era necesario para la salvación (cf. Jn 20, 31).

El relato de hoy se centra, en cambio, en una mujer anciana, Ana, llamada profetisa, en la que se concentran todas las esperanzas de Israel. Podríamos decir que ella es una de las que forman el “Resto de Israel” término que acuño el profeta Sofonías al referirse al grupo de gente humilde y pobre llenos de fidelidad hacia Dios, un pequeño grupo que mantendrá firme y vigente la alianza y permanecerá firme en la comunión con Dios. A este pequeño grupo pertenecían María y José y otros justos.

La profetisa Ana nos invita también hoy a nosotros a que mantengamos viva la esperanza de la Salvación, a que, formando un nuevo “resto” anunciemos con nuestra vida y nuestras palabras y obras que el Señor está cerca de nosotros.

Traslado del cuerpo de Santiago

Escrito por webmaster el . Posteado en Santoral

La Traslación de Santiago Apóstol.Santos: Sabino, Rainerio, Anisio, Eugenio, Gricino, Liberio, Jocundo, obispos; Anisia, Mansueto, Severo, Apiano, Donato, Honorio, Venustiano, mártires; Beato Radulfo (Rodolfo, Raúl), abad; Exuperancio, Marcelo, diáconos.

30/12/2017 – Sábado Octava de Navidad

Escrito por el . Posteado en Lecturas de Misa

PRIMERA LECTURA
El que hace la voluntad de Dios permanece para siempre
Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 2,12-17

Os escribo, hijos míos, porque se os han perdonado vuestros pecados por su nombre.

Os escribo, padres, porque conocéis al que es desde el principio.

Os escribo, jóvenes, porque habéis vencido al Maligno.

Os repito, hijos, porque conocéis al Padre.

Os repito, padres, porque ya conocéis al que existía desde el principio.

Os he escrito, jóvenes, porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al Maligno.

No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguno ama al mundo, no está en él el amor del Padre. Porque lo que hay en el mundo – la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la arrogancia del dinero -, eso no procede del Padre, sino que procede del mundo. Y el mundo pasa, y su concupiscencia.

Pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.Palabra de Dios

Sal 95, 7-8a. 8b-9. 10
R. Alégrese el cielo, goce la tierra

Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor. R.

Entrad en sus atrios trayéndole ofrendas.
Postraos ante el Señor en el atrio sagrado,
tiemble en su presencia la tierra toda. R.

Decid a los pueblos: «El Señor es rey:
él afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente». R.

Aleluya
R. Aleluya, aleluya, aleluya.

V. Un día sagrado nos ha iluminado;
venid, naciones, y adorad al Señor,
porque hoy una gran luz ha bajado a la tierra. R.

EVANGELIO
Hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén
Lectura del santo Evangelio según san Lucas 2, 36-40

En aquel tiempo, había una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, ya muy avanzada en años. De joven había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones noche y día. Presentándose en aquel momento, alababa también a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén.

Y, cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, Jesús y sus padres se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño, por su parte, iba creciendo y robusteciéndose, lleno de sabiduría; y la gracia de Dios estaba con él.

Palabra del Señor