San José, hombre de fe

“No fue la observancia de la Ley, sino la justificación obtenida por la fe, la que obtuvo para Abrahán y su descendencia la promesa de heredar el mundo”. Estas palabras de la segunda lectura se pueden aplicar de modo particular a San José, hombre justo, como nos dice...

Tratar santamente las cosas santas

La escena que nos trae el Evangelio de hoy: la expulsión de los mercaderes del Templo, desconcierta porque Jesús es el “Cordero manso” del que nos hablan los profetas no podemos imaginarle ejerciendo ningún tipo de violencia. Pero esta violencia no es fruto de la ira;...

No nos cerremos a nuestra propia carne

“Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que caía de la mesa del rico. Y hasta los perros venían y le lamían las llagas”....