CORAZONES DE MADRE

Jeremías 31, 1-7; Jr 31, 10. 11-12ab. 13 ; san Mateo 15, 21-28 “Una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares” se va a dirigir al Señor para hablarle. Hay que salir de uno mismo. Hay que salir del entorno habitual, apartarse al menos a “un tiro de piedra”...