HOY VERÉ EL MAR.

Escrito por Comentarista 1 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

Si Dios no lo remedia hoy estaré viendo el mar, el cantábrico exactamente. Hace años que no veo el mar, la parroquia no me ha dejado alejarme más de cien kilómetros de Madrid, ni tener muchos días de vacaciones. Pero he venido al norte ha casar a una pareja de dos y podré contemplar un rato el mar. Cuando uno de los chavales del centro de menores termine su condena he prometido llevarle al mar, ese sí que no lo conoce más que por televisión, estoy esperando su reacción, tener una experiencia así de mayor tiene que ser bonito. Así que hoy escribiré poco, además como siempre, basta con leer despacio las lecturas y dejar que el Espíritu Santo haga el resto, aunque yo estoy encantado de ayudarle.
“Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el primero. Y por eso se compadeció de mí: para que en mi, el primero, mostrara Cristo Jesús toda su paciencia, y pudiera ser modelo de todos los que creerán en él y tendrán vida eterna.” Si ayer hablábamos de la confesión hoy hablamos de sus efectos. La confesión llena nuestro corazón del bien de Dios, de la salvación, y entonces de “lo que rebosa del corazón, lo habla la boca.” Hoy hay tantas conversaciones vacías e insustanciales porque hay muchos corazones vacíos. Si el mar se quedase vacío sería un lodazal, una inmensa extensión de porquería, eso le pasa al corazón vacío de Dios. Pero el agua del mar lo cubre todo, lo sana todo, lo cambia todo. Asomarnos a contemplar la misericordia de Dios es como ver un mar sin orillas. Cuando palpamos la gracia de Dios en nuestra vida, entonces escuchamos la Palabra de Dios de otra manera, no ya como unos consejos, sino como una maravillosa realidad, no son normas morales sino el cimiento de nuestra existencia, sobre el que podemos construir la casa de nuestra vida, sin ningún miedo a que se derrumbe.
La Virgen es la arquitecta de nuestra vida, la que localiza ese cimiento fuerte y nos anima a llevar adelante nuestra vida con confianza. Pongámonos en sus manos con confianza, me voy a rezar el rosario a la playa.

"Trackback" Enlace desde tu web.

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930