Natividad de María. Hay que nacer de nuevo

Escrito por Comentarista 2 el . Posteado en Comentario a las Lecturas

Celebrar nuestro cumpleaños significa celebrar con alegría y agradecimiento ese amor de Dios que está en el origen de nuestra existencia. Existes, pero podrías no existir. Y, si existes, existes solo para Dios, hacia el que caminan inexorablemente todos tus días y todos tus afanes. Por eso, celebrar nuestro nacimiento es también celebrar ese otro nacimiento, que el mundo llama «muerte y fracaso», y que Dios llama «encuentro definitivo cara a cara con Él». Tu nacimiento a esta vida es solo un signo y anticipo de ese otro nacimiento definitivo e irreversible con el que iniciaremos la eternidad sin fin en Dios. Y esta vida es sólo una gestación en la gracia, sostenida y alimentada en el seno materno de nuestra Iglesia Madre, hasta que nos dé a luz en la vida divina de la gloria. Pero, hay que nacer cada día a esa vida de Dios. Has de alimentar continuamente en tu alma esa semilla de gloria que recibiste en tu bautismo, si no quieres presentarte un día ante Dios con el rostro avergonzado de una vida entregada al pecado y a la mediocridad.

Dios quiere crecer en tu alma, pero contigo. Tu eternidad en Dios depende también de ti. Cada minuto de tu jornada es una ocasión para nacer un poco más a esa vida de lo alto, que se te entrega a raudales en lo ínfimo y pequeño de los instantes y momentos. En tu vida cristiana, siempre habrás de estar empezando, siempre habrás de nacer de nuevo, si no quieres instalarte en esa tibieza acomodada de quien no quiere crecer por no cambiar de vida. Has de vivir tu vida cristiana con corazón de niño, sí, pero con la madurez y responsabilidad de un padre, que vela continuamente por la vida de ese Dios, que late oculto en el centro de tu alma.

Todos estos ecos nos sugiere la fiesta de hoy: la Natividad de María. Ahora que está tan cuestionada la maternidad, demos gracias a Dios porque nos ha dado una Madre y demos gracias también por los abuelos, Joaquín y Ana, aquellos padres de María que también supieron entregar a Dios los afanes de su matrimonio y la educación de su hija.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (1)

  • María Jesús

    |

    La Luz resplandece en el regazo de María, y nos recuerda, que hemos de aprender a escalar las cimas altas, hasta alcanzar la belleza transfigurada del rostro de Jesús.

    Es María, la madre de Jesús, una mujer única, singular, no porque fuera un dechado de talentos y cualidades, sino porque en su entrega confiada a la voluntad de Dios, su sencillez y humildad, la iban haciendo merecedora del nombre, María, “llena de Gracia y Misericordia”.

    De Gracia, favorecida por Dios, que en ella vió la fe de una mujer entregada, dispuesta a hacer de su vida un FIAT generoso y lleno de confianza en Dios.

    Madre de la Misericordia, fiel seguidora de Jesús, del mensaje de su amor. Ella nos enseñó a seguir a su Hijo y hacer visible su voluntad, ser estímulo y apoyo en el camino de la vida, ayuda en la necesidad y en las múltiples carencias, ayudando a vivir, despertando esperanza, compartiendo la fiesta de la vida.

    Madre de la mirada atenta y la escucha que interpela, cobijo y consuelo de todos los hombres y mujeres.

    A tí elevamos nuestra oración, Madre del amor y Misericordia.

    Líbranos del mal, no permitas que endurezcamos el corazón, indiferentes al sufrimiento y la soledad de los abandonados.

    Creemos Madre, en ese día en que nos llevarás de tu “mano amorosa” al encuentro de Jesús.

    Que él nos encuentre con la lamparita encendida, tintineando en nuestro corazón, anhelantes de contemplar la Luz luminosa de su rostro Transfigurado.

    Hoy pido a María, compartir el Amor de Jesús, en la Comunión con todos los Bienaventurados.

    Pidamos también por el Papa Francisco, profeta de nuestro tiempo, sembrando incansable la Esperanza, de un mundo para todos y todas, más justo, digno y humano.

    Gracias al Padre por su hermosa reflexión, dedicada a María, ella es, de manera singular, la Madre de los sacerdotes.

    Miren Josune

    Responder

Deja un comentario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930