LA OBSESIÓN DEL ANCIANO PABLO

2Tim 1, 1-8; Sal 95; Lc 10, 1-9 Ayer caía por tierra el joven Saulo, y se levantaba enamorado y ardiente, soldado de Cristo en plenitud de fuerzas, abrasado en deseos de llevar la Cruz a toda la tierra. Hoy, Pablo es ya un anciano prisionero del romano “corredor...