LA ORACIÓN LO PUEDE TODO

Gálatas 2, 1-2. 7-14; Sal 116, 1. 2 ; san Lucas 11, 1-4 “Cuando Pedro llegó a Antioquia, tuve que encararme con él, porque era reprensible.” San Pablo debía tener un carácter muy fuerte y cuando se enfadaba debía temblar hasta el guardaespaldas de Al Capone, no dejaba...