¡DISFRUTE, OIGA!

san Pablo a Timoteo 3, 10-17; Sal 118, 157. 160. 161. 165. 166. 168 ; san Marcos 12, 35-37 “La gente, que era mucha, disfrutaba escuchándolo”… Aquellos hombres sencillos sonreían mientras Jesús hablaba. Se dejaban cautivar por la Palabra, y el tiempo...