EL CRISTIANO DESCANSA

Isaías 26, 7-9. 12. 16-19; Sal 101, 13-14 y 15.16-18. 19-21 ; san Mateo 11, 28-30 Hace poco me comentaba un sacerdote: “no sabemos descansar”. Y es verdad. Cuántas personas, que llegan hechas polvo a sus casas después de una larga jornada, y que deberían irse...