UN DESASTRE PUBLICITARIO

Ezequiel 24, 15-24; Dt 32, 18-19. 20. 21 ; san Mateo 19, 16-22″Mesías, Hijo de Dios vivo”. Con ese currículum, a Nuestro Señor Jesucristo no le habrían admitido en ninguna empresa de marketing; y con razón, porque les hubiera llevado a todos a la ruina. No...