BOSTEZOS E IMPROPERIOS

Ez 9, 1-7. 10, 18-22; Sal 112; Mt 18, 15-20 “Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano”. Es más agradable la alabanza que la corrección; sin embargo, es mucho más provechosa para el alma la corrección...