No juzgar

“¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!” Pocas veces el Señor regaña … Sin embargo, a algunos les gusta el Dios del no, de las amenazas y el juicio. Es verdad que sólo Dios puede juzgar: “Todos admitimos que Dios condena con...

El Pilar de la Vida Eterna

La imagen de Nuestra Señora encaramada en un pilar, pequeña Ella y grande la columna, es toda una alegoría acerca de la vida de la Virgen y de lo que debiera ser la nuestra. Todos hemos visto esas terribles escenas de ciudades asoladas por terremotos o tifones. Los...

Los signos de la presencia de Dios

En la Sagrada Escritura se habla de la dureza de corazón para referirse a la incapacidad de creer. De hecho, es esa dureza la que pervierte la mirada del hombre sobre la realidad y lo cierra sobre sí mismo. No es extraño que de esa actitud se siga un mal...

El sentido del sufrimiento

Éxodo 16, 2-4. 12-15 Sal 77, 3 y 4bc. 23-24. 25 y 54 san Pablo a los Efesios 4,17. 20-24 san Juan 6, 24-35 Llega un momento de la vida en que podemos preguntarnos: “¿por qué habré elegido este camino?” “¿por qué el Señor me ha llevado por él?” “¿Qué he ganado...