• 29/05/2015 – Viernes de la 8ª semana de Tiempo Ordinario

    PRIMERA LECTURA:Nuestros antepasados fueron hombres de bien, vive su fama por generaciones Lectura del libro del Eclesiástico 44, 1. 9-13 Hagamos el elogio de los hombres de bien, de la serie de nuestros antepasados.Hay quienes no dejaron recuerdo, y acabaron al acabar su vida: fueron como si no hubieran sido, y lo mismo sus hijos tras ellos.No así los hombres de bien, su esperanza no se acabó; sus bienes perduran en su descendencia, su heredad pasa de hijos a nietos.Sus hijos siguen fieles a la alianza, y también sus nietos, gracias a ellos. Su recuerdo dura por siempre, su caridad no se olvidará.Palabra de Dios.



  • La higuera o da higos o mosquea

    La higuera o da higos o mosquea, porque el espectador se pregunta, ¿estará seca?, ¿será otro arbusto?, ¿acaso un rosal de incógnito? Del gato es apabullar con esos ojos grandes, de la ardilla estar alerta, de la piedra permanecer sin respirar, muy quieta y feliz al sol. Las cosas dan lo que son, no le pidas a tu perro que te cuente quién fue Goethe, pídele que te de la pata. Dice la Madre Teresa que un día preguntó a un hindú qué le parecían los cristianos, y le respondió “¿los cristianos?, gente que se da”.

    El Señor, creador de las cosas que tienen naturaleza de darse, se queda estupefacto ante una pieza que no encaja, una higuera poblada de hojas y más mustia que la moj[…]



  • Voto y Félix, eremitas (s. VIII)

    Santos: Restituta, Sinisio o Sisinio, Martirio, Alejandro, Conón, Teodosia, Gencio, Andrés, Amón, Sofía, mártires; Máximo, Maximino, obispos; Eleuterio, confesor; Voto, Félix, Juan de Atarés, eremitas.



  • Domingo de la 9ª semana de Tiempo Ordinario. La Santísima Trinidad – 31/05/2015

    Comentario Pastoral
    EL ICONO DE LA TRINIDAD DE “RUBLËV”
    La Trinidad es una verdad que la fe impone, pero que no llega a transformar del todo nuestras vidas. Y sin embargo al revelarnos el misterio de la Trinidad, Dios nos ha revelado que él vive la vida más cercana y parecida a la nuestra, la vida de familia, en la que hay entrega total, comunicación entera y absoluta complacencia. Dios ha revelado que su vida es toda ella don, amor, alegría de amar y de ser amado. Dios es Padre, es Hijo…