• 09/12/2016 – Viernes de la 2ª semana de Adviento

    PRIMERA LECTURA:Si hubieras atendido a mis mandatosLectura del libro de Isaías 48, 17-19Esto dice el Señor, tu libertador, el Santo de Israel:«Yo, el Señor, tu Dios, te instruyo por tu bien, te marco el camino a seguir. Si hubieras atendido a mis mandatos,tu bienestar sería como un río, tu justicia como las olas del mar; tu descendencia como la arena, como sus granos, el fruto de tus entrañas; tu nombre no habría sido aniquilado, ni eliminado de mi presencia».Palabra de Dios.



  • Los dos caminos del Adviento

    En las lecturas de hoy parece que el camino del Adviento se divide en dos. Por un lado el camino de los magos que siguiendo la estrella de Belén se dirigen a adorar al Niño Dios. Por otro está el otro, el de Herodes, el camino de la ambición. Se fijan en la misma estrella pero con otra finalidad. De ahí la advertencia fuerte del salmista: El Señor protege el camino de los justos, pero el camino de los malvados lleva a la perdición.

    También el profeta Isaías nos advierte de la misma disyuntiva en forma de lamento: ¡Ojalá hubieras obedecido mis mandatos! Tu bienestar sería como un río…

    Llegamos al Evangelio y Jesús se queja de lo mismo. Juan el Bautista vino en camino de…



  • Leocadia, virgen y mártir († a. 304)

    Santos: Leocadia, Casaria, Gorgonia, vírgenes; Valeria, virgen y mártir; Daniel, Julián, Próculo, Severo, Siro, Restituto, Víctor, obispos; Aumonio, Basilio, Eusebio, Basiano, Primitivo, Mirón, Lucio, Pedro, Suceso, Hiparco, Filoteo, Santiago, Paragro, Habido, Romano, mártires; Balda, abadesa; Cipriano, abad; Ulrico, eremita; Wulfilda, abadesa.



  • Domingo de la 2ª semana de Adviento – 04/12/2016

    Comentario Pastoral

    MENSAJE DE ADVIENTO PARA  HOY
    Ponerse en pie, subir a la altura, mirar hacia oriente, como recuerda hoy el profeta Baruc en la primera lectura, significa demostrar disponibilidad y empeño para emprender la marcha hacia Dios por los caminos de la justicia y la misericordia. Ponerse en pie es vivir en el dinamismo de la fe, superando pasividades, pacifismos cómodos o sentadas inútiles. El cristiano tiene que ser un signo erguido y visible de la verdad de Dios y de la es…