LOS FRUTOS DE LA GRACIA

Isaías 54, 1-10; Sal 29, 2 y 4. 5-6. 11-12a y 13b; San Lucas 7, 24-30 Una de las mayores alegrías que puede llevarse una mujer es la de dar a luz. Después de meses de gestación y de preparación, de tantas renuncias personales, de tantos cuidados, tener en brazos al...