PROFETAS DE NUESTRO TIEMPO

Eclesiástico 48,1-4.9-11 ; Sal 79, 2ac y 3b. 15-16. 18-19; San Mateo 17, 10-13 “Surgió Elías, un profeta como un fuego, cuyas palabras eran horno encendido”. Escasean los profetas en nuestros días… pero, ¡los de verdad! Vaticinar el futuro, al modo como lo hacen...