LA ANSIEDAD

Hace pocos días un amigo me envió una oración de confianza al Corazón de Jesús. En una de sus estrofas decía: “Evita las preocupaciones angustiosas/y los pensamientos sobre lo que puede suceder después. /No estropees mis planes, queriéndome imponer tus ideas./...