Porque te quiero y porque me dueles

Las duras palabras de Jesús a Pedro son un reflejo del dolor de su corazón. Es el mismo Pedro que será tentado en la pasión por el enemigo: “Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido permiso para cribaros como trigo que se limpia, pero yo he rogado por ti para...

Autoacusación

Una pareja de recién casados, se mudó para un barrio muy tranquilo. La primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer vio a través de la ventana, que una vecina colgaba sábanas en el tendedero y dijo: – ¡Que sábanas tan sucias cuelga la vecina en el...

Solo se puede frenar con un bien mayor

La experiencia nos dice que el carácter del mal consiste en que una experiencia desencadena una dinámica de mal aún peor. En el corazón humano tantas veces herido y endurecido por el pecado, el mal funciona como esa tecla de la máquina que cuando se pulsa activa un...

Nacer para no morir

En la Iglesia solo celebramos la fiesta del nacimiento de tres personas: Juan Bautista, el precursor, María, la madre santísima y, por supuesto, el Señor. De todos los demás santos celebramos el día de su nacimiento a la vida eterna: “Die Natalis”, el día...