Seamos esclavos del Señor

El comienzo del ministerio público de Jesús es arrollador. A su paso, como contemplamos en el Evangelio de hoy, tiemblan los demonios y sus maléficos poderes. El Señor tiene potestad sobre todo y nada ni nadie puede derrotarle. Incluso, en la aparente victoria del mal...

Hacer el bien cueste lo que cueste

Una vez más, como también veíamos en el Evangelio del lunes, el Señor se pone por encima del Sabbat y cura cuando los fariseos y sus secuaces le habían dicho que no debía hacerlo. Jesús no se cansa de hacer el bien y no duda en hacerse presente allí cuando se...