LA POBREZA CANSA.

Amós 6, la. 4-7; Sal 145, 7. 8-9a. 9bc-10 ; Timoteo 6, 11-16; san Lucas 16, 19-31 ¡Cinco días!. Tengo cinco días al año para dejar de ver un rato a mis feligreses, sustituir a un buen sacerdote y amigo para que descanse y también descansar yo, y antes de la primera...