LA CUARESMA, TIEMPO DE ESPERANZA

Isaías 65, 17-21; Sal 29, 2 y 4. 5-6. 11-12a y 13b ; san Juan 4, 43-54 Ya hemos dicho en otras ocasiones que la Cuaresma no es un tiempo que la Iglesia dedica a los tristes o pusilánimes. Todo lo contrario, se trata de darnos un empujón sobrenatural para percibir con...