Hoy la Iglesia Universal celebra la fiesta de los Santos Cirilo y Metodio, aunque el 90% de la población (a lo mejor estoy siendo generoso) hoy celebra San Valentín, creo que es una sutil metáfora de lo que pasa hoy en nuestro mundo, en cuantos temas hoy el mundo, la sociedad van por un camino, y la Iglesia por otro.

Los dos santos que celebra la Iglesia hoy son dos grandes evangelizadores, concretamente los evangelizadores del Oriente europeo, son los creadores del ruso, del alfabeto cirílico… y optaron por el AMOR verdadero, optaron por extender a todo el mundo el amor de Dios que nos libera y nos hace hombres y mujeres realizados, maduros, plenos.

Frente a esa propuesta, tergiversando la figura de San Valentín, hoy  los comercios nos ofrecen la “fiesta” del amor eros, en la que lo importante es comprometerse poco, vale fijarse en el anuncio de la lotería de este año, o centrarse en cursilerías, bombones y corazones que contribuyen poco a la verdadera felicidad.

El día de los enamorados para el cristiano casado es cada día, porque en el amor de su mujer/marido descubre el amor de Dios a la Iglesia… el día de los enamorados es cada día para el cristiano que cada mañana tiene una oportunidad nueva para disfrutar del Amor de Dios y comunicarlo a todos, el día de los enamorados es cada día que no nos roben el verdadero AMOR, el amor de Dios por los hombres que nos libera de nuestras cadenas y nos lleva a la plenitud.