CIEGOS Y LOCOS.

Isaías 29. 17-24; Sal 26, 1. 4. 13-14; Mateo 7,12.24-27 Algunas veces me dan envidia los ciegos que aparecen en el Evangelio. Se acercan a Jesús implorando a gritos su curación y, una vez recuperada la vista, anuncian con agradecimiento el favor recibido....