LOS “EFECTOS SECUNDARIOS”.

Isaías 40, 25-31; Sal 102, 1-2. 3-4. 8 y 10; Mateo 11,28-30 “Erupciones cutáneas, náusea, dificultad para conciliar el sueño, somnolencia, ansiedad, nerviosismo, debilidad, falta de apetito, temblores, sequedad de la boca, sudoración, disminución del impulso sexual,...