AL MENOS UNA LAGRIMILLA

Zacarías 12, 10-11; 13, 1; Sal 62, 2. 3-4. 5-6. 8-9 ; san Pablo a los Gálatas 3, 26-29; san Lucas 9, 18-24 El otro día un feligresa de una antigua parroquia, en la boda de unos amigos, me dijo: ¡Qué fácil es confesarse!. Se me iluminó el rostro, pensé: “Las cosas...