Viernes 11 de septiembre – XXIII T.O.

En la película de José Luis Garci “La herida luminosa”, la superiora del convento pone de penitencia a la protagonista que rece el salmo “Quam dilectam”. Es el salmo de hoy: “Qué deseables son tus moradas”. Siempre me trae a la memoria un episodio acaecido hace años...