Perseverar es crecer

Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas, nos dice Jesús. Solemos teñir la perseverancia con tonos oscuros y tristes. Perseverar no es aguantar o soportar, como si nos tuviésemos que fastidiar con la vida que nos ha tocado vivir. No es pechar con una carga...

Dar para llenarme

Guardar la vida, qué cosa más fea. Suena a aquello de enterrar el talento recibido sin hacerlo rendir. Reservarme, no vaya a ser que los demás de aprovechen de mí. Esconder mis dones, por si dándolos tengo que renunciar a mis propios planes. Guardar, enterrar,...

Tu reino, ahora

“Ya lo pensaré mañana”. Nos encanta posponer lo que es costoso, lo que nos exigirá sacrificio y renuncia a la comodidad. ¿Cuándo va a llegar el reino de Dios? Los perezosos -muchas veces somos nosotros mismos- pensarán que cuanto más tarde, mejor. Así no tendrán que...

María estaba y está

Junto a la cruz de Jesús estaba su madre. La mía y la tuya: María. No dice el evangelista que hiciese nada: estaba. Ese silencioso estar era para el Señor un bálsamo de ternura, de paz, de consuelo en los momentos duros de la Pasión. Recuerdo con especial cariño mi...